lunes, 24 de agosto de 2009

Formas de decir adiós


Peli:
"Okuribito"
Puntuación: 8/10



"Okuribito" ("Despedidas", o "Departures" en estos lares) fue un éxito de taquilla y crítica en Japón el año pasado, antes de todo el subidón post-oscars. La obra de Yojiro Takita dio la sorpresa este año en la ceremonia al ganarle la estatuilla al resto de sus contrincantes, entre las que se encontraba "Vals con Bashir".
"Okuribito" significa -perdonen los entendidos si me equivoco- algo así como "Los que envían", o mejor aún, "los que despiden". Se trata de un drama familiar que ha calado hondo en el público al tratar varios temas universales como la muerte, el trabajo o las relaciones familiares de un modo directo, amable y con mucho humor. No me sorprende constatar que el director es el mismo de "Onmyoji" otro peliculón, por cierto.


Desmitificando a la señora de la guadaña

El estreno español ha tardado en llegar, pero la espera ha merecido la pena. Se agradece algo así, tan agradable y sencillo, tan japonés en sus anacronismos, sus clichés. Porque la gracia de "Okuribito" es que se trata de una peli muy extranjera, muy japonesa, pero que llega al público con una universalidad total. Los giros, los puntos culminantes y el desenlace se ven venir a la legua, de acuerdo. Pero es muy bonito dejarse arrullar. No es de extrañar por eso que se haya llevado el premio de la conservadora academia hollywoodiense.

Por el lado bueno, todo lo demás.
Una gozada de interpretaciones, sobre todo la de Tsutomu Yamazaki, el jefe del protagonista. Este veterano actor, a quien ya vimos en "Tampopo", roba cada plano en el que aparece. El actor principal, un divertidísimo Masahiro Motoki, brilla especialmente en su inesperada vis cómica.
De todos los temas de la película me pareció especialmente interesante el del trabajo, ese orgullo que destila una persona que disfruta con su oficio. Los japoneses saben como nadie hacer del trabajo una virtud y un camino de perfección. Es algo muy japonés que difícilmente podría ser creíble en una peli occidental, quizá porque se trata de algo que los occidentales no hemos tenido nunca... o quizá perdimos por el camino.
El tema bien vale una reflexión.

Saludos churruscados. "Okuribito", pulgar hacia arriba.
Otsukaresamadeshita!

5 comentarios:

Gemma dijo...

Totalmente de acuerdo.
Una peli muy japonesa que entra perfectamente bien en el mundo occidental.

chumari dijo...

Síi! Hola, Gemma, qué sorpresa! ¿Nos veremos en Sitges este año?
Un petonet!

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HoRuHe dijo...

Opino un poco como tú. Una peli llena de tópicos sobre todo de aquellos que se refieren a la forma de esmerarse en cualquier trabajo por truculento que sea. La novia me da un poco de fatiguilla con sus arrebatos. Por lo demás creo que está muy bien hecha y te llega bastante.
El jefe, un crack.

chumari dijo...

Si, joer, la novia era lo peor. Y lo malo es que me pareció bastante representativa de lo que sería una chica japonesa hoy día (vale, tirando a conservadora).
No he visto "Aruitemo", que es otra japonesa que ha recibido buenas críticas, la tengo en la lista. Si alguien la vio, que avise si está bien!